ELABORACIÓN DE BLOQUES DE MORTERO EN LA ZONA CENTRO DEL ESTADO DE CHIAPAS

Dr. Francisco Alberto Alonso Farrera

M.I. Ernesto Alejandro Ruiz Coello

RESUMEN

Parte medular para el diseño y construcción de estructuras de mampostería, es el valor fp* que se refiere a la resistencia a la compresión de las piezas de mampostería, dicho indicador, es análogo al f´c del concreto y su determinación es imperativo antes de iniciar un cálculo estructural en estructuras a base de dicho material.

Con la finalidad de evaluar cuanto afecta a este valor, el agregado pétreo con el que se elaboran las piezas de mamposteria y como mejorar las prestaciones de las mismas, nos dimos a la tarea de realizar varias pruebas con material de distintos bancos de la zona centro del estado de Chiapas, a su vez, se desarrolló una metodología para la fabricación de las piezas, analizando así  su influencia, en un producto de mejor calidad, y, en el valor que pudiese alcanzar el fp* de las piezas elaboradas, además se evaluaron otros indicadores de calidad en la mampostería.

Palabras claves: Bancos de arena, Chiapas, Mampostería, mejorar la calidad, Resistencia a la compresión.

I. INTRODUCCIÓN

En la antigüedad, en el presente y en el futuro, una de las necesidades básicas del ser humano es, el de la vivienda. Desde épocas remotas, el hombre ha buscado para ello, materiales accesibles que sean fáciles de utilizar y que proporcionen la mayor comodidad. Los tipos de materiales utilizados por las culturas de la antigüedad fueron determinados por las condiciones del terreno en donde se asentaron.

Es probable que la mampostería haya sido inventada por un nómada, hace unos 15.000 años, cuando, al no encontrar un refugio natural para protegerse de las adversidades de la naturaleza, decidió apilar piedras para formar un lugar donde resguardarse. Sin embargo, como la transmisión de técnicas o ideas era muy lenta o no ocurría, la «invención» seguramente tuvo que repetirse innumerables veces.

En México, como en muchas partes del mundo, se ha empleado el bloque de concreto en diversas edificaciones ya sea como elemento estructural o decorativo. En el estado de Chiapas, también se ha utilizado los bloques y los morteros de cemento con los cuales se han construido edificios. Es importante destacar que no todos los que se fabrican en el estado han sido realizados con la calidad requerida debido a que no existe un registro del control de calidad de las empresas dedicadas a la fabricación de estos materiales por parte de las dependencias del orden de Gobierno especializado en esta área del estado de Chiapas.

Debido a lo anterior se realizó un el estudio a los bancos de arena más utilizados para la construcción, y determinar si son aptos para la elaboración de bloques de concreto, garantizando sus cualidades estructurales así como su calidad. Cabe mencionar que en la composición del concreto los agregados representan el mayor volumen (66 a 78%) del material usado en el concreto. Los cuales deben ser limpios, duros, resistentes y durables, estar libres de químicos o partículas de arcillas u otros materiales extraños que impidan la adherencia entre el cemento y los agregados (Fahl, 2006).

 

II.METODOLOGÍA

Durante este proyecto de investigación, la cual se dividió en tres etapas, inicialmente, se determinó, cuáles eran los bancos de arena comerciales, más recurridos en el centro del estado de Chiapas, que comprende 22 municipios, entre ellos la capital del estado, Tuxtla Gutiérrez.

En la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se encuentran registrados 18 bancos de materiales. Y dentro de los cuales aún no se encuentran registrados bancos de Berriozábal, Cintalapa de Figueroa, San Fernando, y algunas de Tuxtla Gutiérrez, entre otros.

Para el presente estudio se tomaron en cuenta, los dos bancos de arena más utilizados según la costumbre popular en la elaboración de bloques y morteros en la zona centro del Estado de Chiapas, como lo son la arena del Rio Grijalva (Chiapa de Corzo) y el banco local de Ocozocoautla, además de un tercer banco (Ubicado en el municipio de Berriozábal) que actualmente se encuentra administrado por una empresa local privada, que ha fechas recientes ha estado elaborando y comercializando, piezas de block, con un gran auge y popularidad.

En el proceso de recoleccion de las muestras para su estudio se utilizó 100 kg aproximadamente de cada agregado, para la elaboración de especímenes de bloques y morteros. Los datos de las propiedades físicas de la arena fueron retomados del laboratorio de arquitectura UNACH 2009 y se muestran en la Tabla 1.

Propiedades Fisicas de Arenas

Tabla 1. Propiedades Fisicas del material de bancos de arena de la zona centro del estado de Chiapas.

(Nota: los datos mencionados en la Tabla 1, fueron proporcionados por la investigación del laboratorio de la facultad de arquitectura 2009, a cargo por la Mtra. Nguyen Molina Narváez. )
Elaboración de muestras

Sobre la elaboración de las muestras, se realizó siguiendo la normatividad vigente, donde el proporcionamiento utilizado fue el propuesto en las normas técnicas complementarias sobre el diseño de estructuras de mampostería (RCDF, 2004).

Se consideró además, dos normas más, la N-CMT-2-01-002/02, que se refiere a la Norma sobre la Características de los Materiales para Estructuras de Mampostería que emite la Secretaria de Caminos y Transportes (SCT), a través de su área de normativas (Normativa para la Infraestructura del Transporte NIT-SCT),

Y por otra parte, también se tiene la NMX-C-404-ONNCCE-2005, que es la Norma Mexicana de la Industria de la Construcción, para Bloques, Tabiques o Ladrillos y Tabicones para uso estructural; que emite el Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación, S.C. que establece que los bloques son componentes para uso estructural de forma prismática, que se obtiene por moldeo del concreto o de otros materiales, que puede ser macizo o hueco, y a su vez establece las dimensiones estándares para las piezas de block, Sobre la resistencia a la compresión y los porcentajes de absorción de agua (Véase Tabla 2).

Propiedades físicas para mampostería

Tabla 2. Propiedades físicas para mampostería

Sobre el proceso de fabricación se dividió en cuatro etapas básicas: mezclado, moldeado, curado y estibado. Para su posterior ensaye, esta investigación se dividió en tres fases. Durante la primera fase, los bloques se elaboraron de forma tradicional con un secado a la intemperie, la dosificación para la primera fase se puede apreciar en la Figura 1.

Dosificaciones usadas en la primera fase

Figura 1.Dosificaciones usadas en la primera fase

Prueba de compresión para bloques de concreto

La resistencia a la compresión se calcula a partir de la carga de ruptura dividida por el área de la sección que resiste a la carga y se reporta en unidades kilogramos sobre centímetro cuadrado. En el caso de los bloques de concreto se aplica la mitad de la carga máxima que se espera, a una velocidad conveniente después es necesario dar una velocidad uniforme, de tal modo que la carga restante no se aplique en menos de uno ni más de dos minutos. Para aplicar la carga axial a los bloques en la prensa universal es necesario utilizar placas metálicas como se observa en la Figura 2.

Espécimen en prensa de ensayo

Figura 2. Espécimen en prensa de ensayo

La resistencia a la compresión de un espécimen se determinó como la carga máxima soportada en Kg., dividida por el área transversal (área efectiva)

ECUA 01Donde:

Fp*= Resistencia a compresión de las piezas, referida al área bruta, en Kg/cm².

P = Carga máxima aplicada en kg.

At = Área total de la superficie de aplicación de la carga, cm2.

 

PRUEBA DE ABSORCIÓN

La absorción del agua se mide como el paso del agua a través de los poros del bloque, expresado en un porcentaje seco, absorbido por la pieza sumergido en agua. Esta propiedad se relaciona con la permeabilidad y la adherencia de la pieza así como con la resistencia que se desarrolla.

En la prueba de absorción, se procede a determinar el peso seco de cada uno de ellos. Posteriormente, obtenido el peso seco de los bloques, se sumergen estos fragmentos en agua durante veinticuatro horas, como se observa en la Figura 3.

Prueba de Absorción de agua

Figura 3. Prueba de Absorción de agua

Pasando el tiempo, se procede al secado, de los fragmentos con una franela, y se vuelven a pesar, para obtener el peso húmedo de estos.

Una vez con los datos del peso seco y peso húmedo de los fragmentos, se procede a calcular el porcentaje de absorción con la ecuación 2

ecua 02Donde:

%absorción = porcentaje de absorción de agua de la pieza en 24 hrs, %.

γh= Peso de la pieza ensayada húmeda, Kg.

γs = Peso de la pieza ensayada seca, Kg.

2da. Fase

Para la segunda etapa de la investigación, la investigación, se centró en un solo banco de arena, la decisión se tomó con base en: ¿Qué piezas de block presentaron mayor resistencia a la compresión en promedio, durante la primera fase de la investigación? Y ¿Qué piezas presentaron menor porcentaje de absorción, en promedio?

Tomando esto en cuenta, la investigación retomo las piezas de bloques realizados a partir de la arena extraída del banco ubicado en el municipio de Berriozábal, además, esta segunda fase, se introdujo durante el proceso de elaboración de las muestras, un sistema de curado de las mismas, para mejorar las propiedades físicas de las piezas ya terminadas.

El curado de los bloques consistió en mantener los bloques húmedos, durante su secado, para permitir que continúe la reacción química del cemento (como en cualquier otro producto elaborado a partir del cemento), con el fin de obtener una buena calidad y resistencia especificada.

El curado se realizó a través de una estructura de madera sencilla y sus paredes se recubrieron con nylon y lona; que son materiales impermeables, de tal forma que no permitirían el paso de rayos solares y pudiesen mantener la humedad en el interior del cuarto de curado. También se colocó un bote de 20 lts. Con agua y en su interior una jerga de tal forma que el agua pudiese subir por medio de capilaridad en la misma, y con ello el cuarto de curado pudiese mantener en todo momento, una cierta humedad (Figura 4).

Especímenes en proceso de curado

Figura 4. Especímenes en proceso de curado

En el transcurso del día y por varios días se realizaron muestreos de temperatura en el interior del cuarto de curado, obteniendo en promedio una temperatura de 22 °C en el interior y en el exterior de 27 °C, corroborando con esto que los especímenes estarían con una cierta humedad y no expuestos a la intemperie.

Con el propósito conocer que tan eficiente seria el proceso de curado en la fabricación de bloques, se elaborarían a su vez piezas de control, las cuales no se introducirán en el sistema empleado de curado, dichas muestras de control se fabricaron con la misma dosificación, pero se dejarían secar a la intemperie.

Otra variable que se modificaría durante esta fase del experimento seria el cabeceo de las piezas antes de su ensaye. A diferencia de las piezas ensayadas durante la primera fase, que, se colocaron en el equipo de prueba, directamente, estas nuevas piezas se recubrieron en la partes superior e inferior con una capa de mortero a base de arena finamente cribada (Malla #8) y yeso, para producir una mejor distribución de los esfuerzos de compresión, durante el ensaye y evitar así, sesgos en la prueba, debido a fallas en las piezas por las irregularidades físicas de cada una; y que pudieran provocar grietas antes de que la piezas alcance su máxima resistencia a la compresión, (Figura 5).

Especímenes cabeceados con mortero de yeso

Figura 5. Especímenes cabeceados con mortero de yeso

3ra Fase

Para la verificación de los resultados se optó, por repetir el experimento por tercera vez, para corroborar que efectivamente la introducción del cuarto de curado, en el proceso de elaboración de las muestras, mejorara la resistencia a la compresión de las piezas y redujera el porcentaje de absorción de agua en las mismas.

En este caso, se decidió, mantener fija la variable de dosificación y se retomó, la que en pruebas anteriores, había dado mejor resistencia a la compresión en los especímenes ensayados (Tabla 3).

Dosificación de materiales en la tercera etapa del experimento

Tabla 3. Dosificación de materiales en la tercera etapa del experimento

[2] Bote plástico con capacidad de 19 litros 
[3] Un saco de 50kg de cemento cabe en 1.83 litros

El proceso de elaboración de los especímenes a ensayar, siguió el mismo procedimiento antes descrito en la 2da. Fase, incluyendo el proceso de curado.

Para la fase de ensaye de los especímenes, se revisó el proceso de cabeceo y se propuso incluir otros sistemas, para lograr una mejor distribución de los esfuerzos en las piezas. Se mantuvieron piezas de control que se ensayarían sin cabeceo, también se prosiguió con el cabeceo utilizado anteriormente de yeso.

Como primer método alternativo para el cabeceo se propuso introducir dos piezas de neopreno para cubrir, tanto la parte inferior como la superior de los bloques, durante el ensayo de las piezas y como segundo sistema se recurrió al cabeceo con azufre, que es muy similar al de yeso; este sistema también es empleado como sistema de cabeceo de cilindros de concreto en pruebas de resistencia a la compresión.

 

III. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

A continuación se presenta los resultados obtenidos en la prueba de ensayo a la compresión, durante la primera fase, donde se evaluaron tres bancos de arenas distintos y con distintas dosificaciones (Figura 6), así como los resultados con la prueba de absorción de agua (Figura 7).

Resultados de la prueba a compresión simple en la fase 1 (Kg/cm2)

Figura 6. Resultados de la prueba a compresión simple en la fase 1 (Kg/cm2)

Se observa que ningún espécimen alcanzo los 60 kg/cm2 que especifica la NMX-C-404-ONNCCE-2005 como valor mínimo, para la resistencia a la compresión, las piezas que obtuvieron el mayor valor comparativo fueron las elaboradas con la arena del banco de Berriozábal (Figura 6). También se sobrepasó considerablemente el límite establecido de 12% de absorción de humedad, por excepción de los bloques elaborados con arena del banco de Ocozocoautla, que si se mantuvieron en promedio por debajo de ese valor.

Resultados de la prueba de absorción de agua, en la Fase 1, (Porciento)

Figura 7. Resultados de la prueba de absorción de agua, en la Fase 1, (Porciento)

Los resultados obtenidos en la segunda fase, donde se repetiría el experimento, ahora con especímenes elaborados únicamente con arena del banco de Berriozábal, que fueron los que alcanzaron una mayor resistencia a la compresión, en comparación con los de los otros dos bancos, en la primera fase del experimento, se exponen en la Figura 8.

Resultados de la prueba a compresión simple en la fase 2 (Kg/cm2)

Figura 8. Resultados de la prueba a compresión simple en la fase 2 (Kg/cm2)

Los resultados de la prueba de absorción de agua en la 2da Fase del experimento se detallan en la Figura 9.

Resultados de la prueba de absorción de agua en la fase 2, (Porciento)

Figura 9. Resultados de la prueba de absorción de agua en la fase 2, (Porciento)

Como se logra apreciar en la Figura 8, se produce una aumento significativo en la resistencia a la compresión de los bloques que no fueron curados, pero que durante el proceso de ensaye, si fueron cabeceados de 31.84 Kg/cm2 a 34.27 Kg/cm2, lo que es un aumento de 2.43 kg/cm2 que representa 7.09% de incremento.

Más aún se distingue el incremento en la resistencia a la compresión si comparamos la pieza que no se sometió al proceso de curado propuesto y que no fue cabeceada antes del ensayo a compresión (31.84 Kg/cm2), contra las piezas que si se sometieron al proceso de curado propuesto y que además se cabecearon antes del ensaye, (38.14 Kg/cm2), en ambas piezas existe una diferencia de 6.30 Kg/cm2, lo que representa un incremento del 16.52% en su capacidad de compresión.

En el caso de la prueba de absorción de agua, se aprecia en la Figura 9, que esta vez el porcentaje de absorción se mantuvo por debajo del máximo establecido en las normas, que es de 12 % para el promedio de las piezas ensayadas, más aun se observa un reducción de 8.13% promedio entre las piezas que fueron sometías al proceso de curado propuesto durante su fabricación, y las que no fueron curadas.

Para la tercera fase, donde se repitió el ensayo de compresión, en los especímenes con diferentes sistemas de cabeceo, se presenta los resultados obtenidos en la Figura 10.

Resultados de la prueba a compresión simple de la fase 3, con diferentes sistemas de cabeceos (Kg/cm2)

Figura 10. Resultados de la prueba a compresión simple de la fase 3, con diferentes sistemas de cabeceos (Kg/cm2)

Como se aprecia en la Figura 10, la pieza de control se mantuvo con una resistencia a la compresión baja (22.64 Kg/cm2), siendo congruente con las pruebas anteriores. El sistema de cabeceo propuesto con tablas de neopreno, realmente no reflejo variación en su resultado con la pieza de control (21 Kg/cm2), siendo inclusive, ligeramente más baja.

Los otros dos sistemas de cabeceo, presentaron un amplio margen de diferencia. Las cabeceadas con azufre alcanzaron en promedio 52 Kg/cm2, mientras que las cabeceadas con yeso alcanzaron una resistencia a la compresión promedio de 59.77 Kg/cm2, si bien el promedio, aún se mantiene ligeramente por debajo de los 60 Kg/cm2 mínimos, que indica la norma, existe una gran variación entre las ensayadas durante la primera fase, donde la resistencia promedio máxima a la compresión fue de 25.99 Kg/cm2, lo que representa un incremento promedio de 56.52%.

Con respecto a la prueba de absorción, se repitió el experimento como en las dos ocasiones anteriores, y los resultados fueron consistentes, con el proceso de curado introducido en la técnica, la propiedad de impermeabilidad mejoro considerablemente, en promedio el porcentaje de absorción de las piezas de block, en esta etapa fue nuevamente de 1.86%.

 

IV. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Durante las tres etapas de este experimento, se pudo observar como al ir mejorando la técnica y las condiciones de la prueba, después que se seleccionó el banco de arena con mejores prestaciones, los resultados fueron mejorando.

Comenzando con la selección del banco de arena ubicado en el municipio de Berriozábal, que presento mejores prestaciones para la fabricación de bloques, durante la primera fase y por la cual es altamente recomendado para la elaboración de bloques, se aprecia, en la Tabla 4, donde se realiza una comparativa con los estándares granulométricos que solicitan las normas vigentes que, contiene partículas de considerable tamaño, que mejoran la homogeneidad de la mezcla, teniendo en la escala de las partículas que forman el mortero, partículas grandes y pequeñas, como en un concreto normal se tiene grava y arena. Y al secado de las piezas generan especímenes más sólidos, eso aunado a que es una arena producto de trituración y cribado, por lo que mayormente sus partículas tienen aristas, lo que permite una mejor trabazón en entre ellas, cosa que no ocurre en la arena de rio, que son pequeñas partículas como boleos.

Inclusive se aprecia que su módulo de finura, es decir, la centésima parte de la suma de los porcentajes retenidos acumulados en cada una de las mallas, del ensayo granulométrico es relativamente alto.

Comparativa de los limites granulométricos (Porcentajes retenidos acumulados)

Tabla 4. Comparativa de los limites granulométricos (Porcentajes retenidos acumulados)

[4] Especificaciones granulométricas para arenas de trituración

Por otra parte la introducción del sistema de curado en el proceso de fabricación de los especímenes, mejoro ampliamente, el valor de carga de las mismas, aumentado dicha propiedad en un 18.37% neto, con solo permitir un secado de las piezas gradual, también se mejoró la capacidad de absorción de los especímenes.

Se deduce, que debido al proceso de curado, donde el cementante tiene la humedad necesaria para llevar a cabo al 100% de la reacción química para su solidificación alcanza su máxima resistencia, a su vez, el lento proceso de secado permite también un mejor acomodo de las partículas en el mortero.

Finalmente la mejora introducida en el ensayo de las piezas, que fue el cabeceo de las mismas, con el fin de reproducir lo más posible las condiciones en las que trabajaría en realidad una pieza de mortero en, por ejemplo un muro, en donde está restringido su movimiento en cuatro de sus seis caras, nos proporcionó datos más verídicos sobre el comportamiento de las piezas en la realidad.

Cabe mencionar, que para el caso, del cabeceo de las piezas, realmente no incrementa la capacidad de resistencia a la compresión de las piezas, más bien permite obtener datos más realistas de las propiedades físicas y capacidades de los especímenes, ya que su función es solo de distribuir de manera más equitativa los esfuerzos de compresión, sobre toda la superficie de contacto en las piezas ensayadas.

Por otro lado, el sistema de curado de las piezas durante su proceso de fabricación, si permite un aumento en la capacidad de carga de las piezas lo que le da mejores prestación a las mismas, de igual manera, permite un mejor sellado de los poros, al volverse más paulatino el secado de las piezas en un ambiente contralado, con lo que se reduce considerablemente la capacidad de absorción del agua de las piezas.

A modo de comparativo se presenta en la Figura 11, un historial, de los resultados obtenidos en el experimento.

Resultados generales del estudio, (Kg/cm2)

Figura 11. Resultados generales del estudio, (Kg/cm2)

Para comprobar la veracidad de los resultados obtenidos en los bloques ensayados, se procedió a, efectuar las mismas pruebas a otros especímenes; estos obtenidos de dos empresas dedicadas a la elaboración de bloques, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, las cuales por motivos de privacidad llamaremos a la que usa material extraído del Rio Grijalva, arena, para elaborar sus piezas de mampostería “Empresa Rio Grijalva”, y la empresa que utiliza material extraído del banco de Berriozábal, para de igual forma elaborar sus productos, “Empresa Berriozábal»

A continuación en la Tabla 5 se presentan los resultados de la resistencia a la compresión y el porcentaje absorción, siendo estos el promedio de diez especímenes analizados.

Resultados de piezas elaboradas comercialmente

Tabla 5. Resultados de piezas elaboradas comercialmente

Como resultado de dicho análisis, se aprecia que los bloques comerciales elaborados con arena del banco de Berriozábal, dio como resultados, una mayor capacidad de resistencia a la compresión, que los elaborados con área del Rio Grijalva, que, aunque no llego a los 60 kg/cm2 que marca como mínimo la norma, supera ampliamente las piezas elaboradas por la otra empresa, así mismo el porcentaje de absorción de agua se mantuvo por debajo del 12% como se desearía. Dando a su vez, mayor fiabilidad a los resultados obtenidos durante esta investigación

Como nota final, el uso de la arena tritura extraída del banco de Berriozábal es altamente recomendada para elaboración de piezas de mampostería de concreto, siempre y cuando se cuide el proceso de fabricación y se lleve a cabo un proceso de curado.

Para registrar los valores de capacidad de carga, se debe tener especial cuidado en el proceso de ensayo y en cabecear correctamente los especímenes, ya sea con un mortero de yeso o de azufre, siendo el primero más fácil de elaborar que el de azufre.

 

FUENTES DE CONSULTA
  1.  Alfonzo García, José L., Vázquez López Mayra L., (2013), Tesis: “Caracterización y Ensayo de Bloques de Mortero con Materiales de la Región, Empleando Las Normas NMX”, México, para obtener el grado de licenciatura en ingeniería, de la Facultad de ingeniería de la UNACH.
  2.  Coutiño Gómez, Fernando, Montoya Villatoro, Carlos I. (2011) Tesis: “Caracterización de los Bancos de Arena de la Zona Centro del Estado de Chiapas para la Elaboración de Bloques de Concreto y Mortero”, México, para obtener el grado de licenciatura en ingeniería, de la Facultad de ingeniería de la UNACH.
  3.  Díaz Palacio José Luis, (1986), Tesina; “Obtención de los materiales pétreos de la zona centro del estado de Chiapas y sus diferentes usos”, para obtener el grado de licenciatura en ingeniería, de la Facultad de ingeniería de la UNACH.
  4.  Díaz, Cano Octavio, (1999), Tesina; “Control de Calidad de los concretos armados martelinados”, para obtener el Diploma de Especialista en Construcción, de la Facultad de Ingeniería de la UNACH.
  5.  FAHL, Thomas P., (2006), Concreto: Herramientas, materiales y prácticas de construcción, México, Instituto Mexicano del Acero y del Concreto, A. C.
  6.  Juárez Badillo E. (2000), Mecánica de Suelos, Tomos 1 y 2. México, Editorial Limusa.
  7.  Molina, Narváez Nguyen, (2010), Tesina; “Caracterización de los materiales de la zona centro de Chiapas en la composición del concreto aparente como elemento arquitectónico” para obtener el grado de maestra en ingeniería en construcción, de la facultad de ingeniería de la UNACH.

 

NORMATIVIDAD
  1. N-CMT-2-02-001/02, Materiales para Concreto Hidráulico, Calidad del cemento.
  2.  N-CMT-2-02-002/02, Materiales para Concreto Hidráulico, Calidad de aditivos químicos para concreto hidráulico.
  3.  NMX-C-076-ONNCCE, Agregados- Efecto de las impurezas orgánicas en los agregados finos sobre la resistencia de los morteros – Método de prueba.
  4.  NMX-X-077-ONNCCE, Agregados para concreto – Análisis granulométrico – Método de prueba.
  5. NMX-C-083-ONNCCE-2002, Determinación de la Resistencia a la compresión de cilindros de concreto.
  6. NMX-C-109-ONNCCE-2004, Concreto – Cabeceo de especímenes de cilindros.
  7. NMX-C-111-ONNCCE-2004, Agregados para concreto hidráulico – Especificaciones y métodos de prueba.
  8. NMX-C-122-ONNCCE-2004, Agua para concreto – Especificaciones.
  9. NMX-C-160-ONNCCE-2004, Concreto, Elaboración y curado en obra de especímenes de concreto.

 

 

 

 

 

3 comentarios en “ELABORACIÓN DE BLOQUES DE MORTERO EN LA ZONA CENTRO DEL ESTADO DE CHIAPAS

  1. Excelente artículo, ya había tenido la oportunidad de leerlo, pero sin duda para muchos de nosotros que nos dedicamos a la construcción la información contenida resulta muy interesante.

  2. Exelente articulo, asi tendremos en cuenta que banco de arena es mejor para la fabricación de bloques de mortero, ya que en Chiapas no se tiene un control de calidad sobre eso.

Deja un comentario